Actividades en la Feria del Libro

Continuó en 2016 el Atrio de los Gentiles en la Argentina, organizado por el Foro Ecuménico Social, y los primeros eventos, en torno a la “Cultura del encuentro”, se hicieron en la Feria del Libro, en el Predio de La Rural en Palermo, Buenos Aires.

En el Espacio Clarín se presentó la muestra "Atlas de Borges", con fotos de los viajes del escritor en distintos países, al cumplirse 30 años de su muerte. “Muestra a quien se consideraba ciudadano del mundo, y que con un criterio ecuménico, en el sentido amplio de la palabra, amaba a sus patrias, entre ellas Ginebra. El vio allí hombres de diversas estirpes, que profesan diversas religiones y que hablan en diversos idiomas, que habían tomado la extraña resolución de ser razonables, y su profecía fue que mañana será así en todo el planeta”, explicó el curador, Fernando Flores Maio, quien es director del documental "Borges, el eterno retorno" (que se proyecta durante la exhibición) y del Foro Ecuménico Social. Se presentó en muchas ciudades de Europa y América; en la de París estuvo el entonces presidente del Foro, el teólogo y politólogo jesuita Jean-Yves Calvez SJ. La realiza Goldin R&P.

En la Sala Lugones, el 25 de abril hubo una mesa de debate sobre “La cultura del encuentro. Los conjurados”. Participaron María Kodama (Fundación Internacional Jorge Luis Borges), María Eugenia Estenssoro (periodista, ex senadora), Mario Mactas (periodista, escritor), Daniel Goldman (Rabino de la Comunidad Bet - El), y Emilio Perina (periodista, historiador, director del Archivo General de la Nación). Moderador fue José María Poirier (director de la Revista Criterio). Dialogaron en torno al sueño de Borges: un mundo sin fronteras, sin barreras, hecho de encuentros de culturas, en base al respeto y la comprensión, como escribió en “Los Conjurados”.

El Foro Ecuménico Social en 2016 cumple 15 años y desde sus comienzos ha ido creando espacios de diálogo y de convivencia sabiendo que es muy necesario y urgente hoy pasar de una cultura de contraposición a una cultura de encuentro, teniendo como objetivo el bien común.

Esa cultura del encuentro, que propone el Papa Francisco a los argentinos (mensaje en San Cayetano el 7-8-13), en el caso del Foro nació en parte inspirado en Los Conjurados de Borges, y ese diálogo abierto continuó en el marco de la iniciativa vaticana Atrio de los Gentiles, que promueve el Consejo Pontificio de la Cultura, en la Argentina y España entre 2013 y 2015, con una gran cantidad de personas que tomaron la extraña resolución de ser razonables, como diría Borges.

“Un Atlas asombroso y feliz”

Para la exposición se tomó como base para el recorrido el libro “Atlas”, escrito por Borges en colaboración fotográfica con María Kodama. “Un Atlas asombroso y feliz, como lo señaló la especialista Sylvia Molloy, que nos permite descubrir un aspecto poco abordado del escritor”, advirtió Flores Maio. “Esta exposición, como su libro, puede parecer caótica, y -como ese trabajo- no consta de una serie de textos ilustrados por fotografías o de una serie de fotografías explicadas por un epígrafe, sino de una unidad hecha de imágenes y de palabras. Son fotos de viajes, parte de una colección, tomadas por María Kodama, que no es una profesional pero que ama el arte de la fotografía y por eso siempre trata de captar esa realidad que a veces asoma más allá de lo visible. Tampoco tenía cámaras profesionales, pero el testimonio que logró es revelador. Por eso, como el propio Borges narra en el prólogo de Atlas, recorrieron y saborearon muchas regiones, que sugirieron muchas fotografías y muchos textos”, acotó el curador, quien también fue organizador de la muestra del Centenario de Borges (entre 1999 y 2001).

“El Atlas de Borges” se presentó en 2006 en el Espacio de Arte Contemporáneo de Mendoza y luego en el Centro Cultural Recoleta, de Buenos Aires, y luego se pudo visitar en muchos países de América y de Europa, con el auspicio y la colaboración del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.